Prótesis En 3d Que Traen Esperanza A NiÑos Colombianos

Protesis en 3D para miembros superiores

En esta gran obra social creada y ejecutada por el ingeniero mecatrónico Christian Augusto Silva, busca aprovechar las nuevas técnicas que ofrece la impresión 3D y el organismo E-Nable para producir y lograr bajar costos en el momento de desarrollar una prótesis para miembros superiores.

Actualmente su proyecto social ha beneficiado a 7 niños, con problemas de amputación en alguno de sus extremidades superiores, dándoles una esperanza y calidad de vida al que nunca hubieran podido alcanzar, debido a esta incapacidad. Gracias a las investigaciones, desarrollos y estudios realizados por este joven ingeniero que ha incursionado en estos avances tecnológicos en la medicina ortopédica, la impresión 3D y que con la ayuda de un equipo de colaboradores ( representado por Bogohack, Protolab3D, Prototype 3D y Condor ) y la Universidad Nacional, Universidad Sergio Arboleda ha podido lograr sus objetivos y su buena labor social digna de seguir y apoyar.

Prótesis de mano impresa en 3D

Las prótesis son desarrolladas con diversos materiales en los que se pueden destacar el plástico PLA, ABS, Ninjaflex y resinas flexibles que pueden emular una mano casi real y brindar más comodidad en su manejo. En un futuro más inmediato se estará incursionando en otras técnicas de impresión 3D más avanzadas y perfeccionadas, de excelente calidad que podrán brindar más resistencia, adaptabilidad y con detalles más precisos como disponer uñas, venas y elasticidad de piel.

En el momento sus prótesis han sido modeladas, acondicionadas y desarrolladas para las amputaciones de las extremidades superiores incluyendo desarticulado de muñeca, transradial y transhumeral. Se está trabajando actualmente en diseños propios para prótesis en las extremidades inferiores a nivel rodilla, pierna y pie.

La fundación que este talentoso ingeniero colombiano ha constituido y está liderando tiene como finalidad lograr apadrinar a un niño con una amputación en sus miembros superiores y que éste pueda recibir asistencia durante toda su etapa de crecimiento, ya que al crecer su prótesis deberá ser adecuada y esto generará unos costos adicionales que no podrá asumir. Los costos de fabricación de una prótesis pueden ser en promedio de $250.000 en un comienzo hasta llegar a obtener una prótesis mioeléctrica con un costo aproximado de $1.200.000; esto comparado con las prótesis tradicionales en el mercado, que oscilan los US$40.000 lo hacen muy competitivo. En el momento una de sus necesidades es la de buscar donaciones de prótesis y materiales, ya que han utilizado todas sus existencias. También necesitan de la colaboración que los fisioterapeutas puedan brindar a los niños beneficiados, realizándoles sesiones de fisioterapia para que puedan adaptarse mejor con sus nuevas prótesis y rehabilitarse mejor. En esta etapa de integración y adecuación de la nueva prótesis en el niño se han identificado tres componentes importantes para garantizar el éxito de su rehabilitación y adaptabilidad: la del fisioterapeuta, la del psicólogo y la del Maker que es el que modela y desarrolla la prótesis.

La idea a un futuro es poder realizar estas prótesis con biotecnología donde el componente de plástico sea menor y mayor el biológico.